Jornadas en el Centro Educativo de menores La Villa

Hace unas semanas, los días 7 y 8 de este mes, realizamos unas jornadas en el Centro Educativo de menores La Villa (Villena).

Agradecimiento a los trabajadores del Centro Educativo

En primer lugar gracias a Jorge, uno de los educadores del centro, que se puso en contacto con nosotros el Club de Actividades caninas Wild Wild Dog de Villena (Alicante), para que fuésemos a enseñarles a los chicos lo que es el mundo del perro. No tenemos palabras de agradecimiento suficientes para agradecerle la confianza que puso en nosotros.Charla de perros en la villa Desde el minuto uno, estuvo pendiente de que no nos faltase de nada y tuvo un trato excelente desde que se puso en contacto con nosotros, hasta a día de hoy que todavía lo estamos.

En segundo lugar, agradecer al resto de educadores y a los miembros de la seguridad de allí el trato que nos dieron. Fue todo un placer ver la implicación que tuvieron para que todo fuese más que perfecto y la organización que hubo, que sin ellos no hubiese sido posible.

Y en tercer lugar y no por eso menos importante, agradecerles al director del centro y a la subdirectora, la confianza que nos mostraron y por supuesto, que si ellos no hubiesen dado el dado el visto bueno a las jornadas, no las podríamos haber realizado.

A todos muchísimas gracias por todo y seguro que nos volveremos a ver pronto.

Agradecimiento a los chicos

Nos llevamos una grata sorpresa el primer día, con lo atentos que estuvieron los dos grupos a los que le dimos la charla. El objetivo que teníamos marcado era, enseñarles que ser Adiestrador canino profesional puede ser divertido y que es una profesión a la que te puedes dedicar. Y lo mejor de todo fue ver que hubo unos cuantos chicos que nos preguntaron dónde y cómo podían formarse. Para nosotros fue un orgullo que el objetivo se cumpliese y que quedasen fascinados y contentos.

Muchas gracias a todos, ya que no tuvimos la ocasión de despedirnos como tocaba de ellos porque se nos hizo muy tarde y ya no pudimos darles las gracias en persona. Desde aquí queremos hacerlo.

Días 7 y 8

El primer día dimos una charla en la que mostramos lo que era nuestro Club de Actividades caninaslas actividades que hacíamos y las personas que lo componían. También vimos una serie de vídeos para mostrarles todos los deportes caninos que existen en el mundo del perro y les explicamos la cantidad de salidas que puede ofrecer el mundo del perro.

charla de perros en el centro educativo de menoresEl segundo días hicimos una exhibición canina con nuestros perros. En la primera parte de la exhibición participó Patri (alumna de nuestro club) con sus perros Kaiser y Kiron, en la que hicieron un pequeño recorrido de agility y después hicieron una demostración de disc dog. La segunda parte de la exhibición participó un servidor y Kiara (la abuela de la casa, una bull terrier de 11 añitos), en la que hicimos una demostración de obediencia e íbamos a hacer una demostración de trabajo de mordida, pero Kiara no estaba muy por la labor con lo que sólo hicimos la parte de obediencia.

Después de llevarnos un montón de aplausos por todos los asistentes, nos dieron la enhorabuena por el trabajo realizado tanto el director, como la subdirectora y los educadores. Nos hicieron llegar comentarios de los chico como “ya era hora de que hicieran un taller en condiciones”, así que estamos muy pero que muy contentos por la oportunidad y por el trato recibido.

De nuevo muchísimas gracias por todo.

 

Carta a un perro

Se podría titular de cualquier otra forma la nueva entrada, pero hoy no vamos a escribir un artículo, hoy VOY a escribir una carta a un perro. Hoy no hablaremos en tercera persona como Wild Wild Dog, hoy lo haré en primera persona.

A cuántos de vosotros no os ha pasado alguna vez que teníais un perro con una pareja y de pronto esa pareja se rompe, dejáis de ir a esa casa que compartíais y ya no volvéis a ver a ese perro tan fantástico que os hizo pasar tantos momentos inolvidables. Ese perro que te hizo aprender tanto a nivel personal como profesional. Ese perro al que le dedicaste tantas horas de tu vida, tantos enfados, tantos momentos buenos, tantas caricias, etc…

El otro día, haciendo una pequeña reflexión por culpa de una imagen tonta del facebook, caí en algo que jamás me había parado a pensar.

¿Qué sienten los perros cuando de repente uno de sus dueños desaparece para siempre?

¿Pensará el resto de su vida que fue abandonado/a por esa persona?

¿Seguirá esperando detrás de esa puerta que algún día sea esa persona quien vuelva a abrirla?

“Para ti, pequeña.

A ti que te debo tanto y que contigo aprendí muchísimo del mundo del perro.

No puedo decirte que por ti me embarqué en este gran mundo, pero sí que fuiste una de mis mayores motivaciones por todos los problemas de conducta que tenías.

Tú me acompañaste a dos de los cursos más importantes, ésos que marcaron un antes y un después en mi vida como profesional del mundo canino. Y gracias a ti aprendí muchísimo sobre conducta canina, tanto que hasta pienso que cualquier adiestrador canino profesional debería pasar por una perrita como tú para aprender todas esas cosas.

Al final pude ver que debajo de esa piel de perrita agresiva, que se le tiraba a morder a todo lo que pasaba por su lado, había una perrita que le gustaba jugar con otros perros y acercarse a recibir caricias de personas desconocidas. Para mí fue una satisfacción ver todo ese proceso, que es imposible escribirlo.

Desaparecí de tu vida como por arte de magia, no volviste a saber de mí. Pero quiero que sepas que tú nunca tuviste la culpa de esa desaparición. No quiero que pienses que te abandoné. Y no quiero que pienses que ya te olvidé.

Ya hace unos años que no nos vemos, no sé qué es de ti y dudo mucho que nos volvamos a ver, pero siempre me acuerdo ti.”

Cada perro ocupa un pequeño hueco en tu corazón, imposible de rellenar. Imposible olvidarte pequeña fierecilla y por eso hoy te dedico esta carta.

Nunca dejéis para luego ese momento de disfrute con vuestros perros, tienen una vida muy corta y a veces te toca separarte de ellos mucho antes de lo esperado.

Qué es mantrailing

El mantrailing es un deporte tan beneficioso para nuestros perros, cuando empiezas a practicarlo, es una adaptación del famoso juego del escondite al mundo canino. Ese juego al que nosotros de pequeños le hemos dedicado tanto tiempo, se puede convertir para nuestros perros en el juego más divertido al que podamos jugar con ellos.

Como bien hemos dicho, en sus inicios trata de que nosotros nos escondamos y nuestros perros nos encuentren. Pero a diferencia de los demás deportes de búsqueda, es una actividad que se practica por un olor de referencia. Al perro no se le enseña a buscar el olor humano en general, sino que se le enseña a diferenciar y  a buscar el olor de la persona que tiene que encontrar.

Como todos los deportes del mundo canino, existen diferentes niveles para su práctica. Aunque eso lo incluiremos en otro artículo.

Con este artículo vamos a intentar despejar las dudas que puedan haber, en base a las consultas que nos habéis ido realizando.

¿Puede mi perro practicar Mantrailing?

La respuesta es . Cualquier perro, sea de la raza que sea, tenga la edad que tenga, puede practicar Mantrailing. Siempre estamos a tiempo de empezar a practicar algo con nuestro perro aunque ya sea abuelete.

¿Qué beneficios le puede aportar este deporte a mi perro?
Al ser un deporte que los obliga a utilizar su mejor sentido EL OLFATO, los beneficios que tiene en nuestros perros son increíbles. Asimismo, al tener que buscar a la persona que se ha escondido, mejoran sus capacidades tanto cognitivas como físicas.

A continuación te dejamos algunos de sus beneficios:

  • Ayuda a mejorar problemas de miedos y de agresividad
  • Se incrementa su capacidad de auto-control
  • Refuerza relación social con su guía
  • Mejora su edad mental
  • Mejora su condición física
  • Reduce el estrés
  • A todos los perros les encanta
  • Se cansan muchísimo después de su práctica

¿Qué necesito para practicarlo?

Al ser una actividad que la puedes practicar en cualquier lugar, ya sea en la ciudad o en el campo, es muy fácil tener un rato para practicarlo.

Necesitarás un arnés cómodo para tu perro, una correa larga de unos 5 metros, una persona que se esconda, una prenda de ropa de la persona escondida, premios para tu perro y muchas ganas de disfrutar.

Si quieres conocer más a fondo esta actividad canina, ponte en contacto con el grupo de Mantrailing más cercano que tengas y empieza a practicarlo. Seguro que a ti te gusta más que a tu perro.